Origen del poste de las barberías

escaparate de una barbería con el cilindro de plástico con los colores blanco, azúl y rojo dando vueltasA finales del siglo XIII, existía una peculiar profesión, cirujano-barbero, que lo mismo te cortaban el pelo o la barba, como te sacaban una muela o te blanqueaban los dientes con aguafuerte. Muchos contaban con la confianza de nobles que no creían en la medicina de aquella época.

A muchos los acompañaba un cirujano durante su aprendizaje, pero la gran mayoría heredó el oficio de sus padres, por eso, en casi todos los casos, era peor el remedio que la enfermedad.

 Otra de las prácticas que realizaban, era la de quitar el dolor de cabeza mediante una trepanación, pues creían, que al cortar un trozo de cráneo, aliviaban la presión sobre el cerebro, causante del dolor.

 

En la primavera era común hacerse una sangría, para hacerse más resistente a las enfermedades. Esta práctica se hacía, sólo en algunos casos, mediante sanguijuelas, el método más común era el de cortar una de las venas del brazo (cada una asociada a un órgano) y dejar caer la sangre a un recipiente llamado sangradera, que servía a su vez como medidor. Éste fue el símbolo utilizado para colocar en las puertas (un brazo echando sangre a una sangradera), pero como las manchas de sangre eran desagradables y no daban mucha confianza, el gremio decidió pintar el poste entero de rojo, y en él se ataban trozos de vendas blancas.

A finales del siglo XIX, la presión de los cirujanos consiguió que se separaran las profesiones. A pesar de ello, el poste sigue siendo el símbolo de las barberías. Algunos incluyen el color azul, introducido por los franceses y posteriormente por los americanos, para resaltar los colores de su bandera.

Pero cuidado a la hora de buscar barbería en algunos países de Asia, ya que, este poste, no indica eso precisamente, sino un prostíbulo.