Peinar la barba

Todo lo relacionado con el cuidado de la barba parece muy sencillo, por el simple hecho de ser pelo. Pero como vimos en posts anteriores, la barba no es como el pelo de la cabeza y por lo tanto sus cuidados no son los mismos.

Después de ver como activar su crecimiento, como lavarla e hidratarla, nos queda saber como peinarla. Éste sería el último paso pero no por ello menos importante.

¿Porqué el último paso? pues por que el momento idóneo para hacerlo es después de haberla hidratado, ya que, estos productos facilitaran el peinado evitando tirones y por lo tanto, rotura o arrancamientos de pelo.

El momento que debemos evitar siempre, es con el pelo húmedo. En este momento el pelo es más vulnerable y se corre el riesgo arrancarlo, partirlo y pasar un mal rato a causa de los tirones.

 

También se debe evitar después de usar el secador, pues el pelo caliente también se vuelve débil. Esperaremos a que se enfríe o le daremos una última pasada con aire frío para agilizar el proceso.

Como hidratante te recomiendo aceite o tónico para barba, que no se aclaran y por lo tanto mantienen la barba hidratada durante más tiempo y además, al ser ligeros no notarás que llevas nada como podría ocurrir con otros productos.

 

Ahora pasamos al tipo de peine. La distancia entre las púas es un aspecto a tener en cuenta. Ésta deberá ser corta para barba corta. Pero en el caso de una barba larga y densa, las púas deberán estar más espaciadas.

El material del peine debe de tener un mínimo de calidad, ya que, si usamos un peine de plástico barato es probable que electrifique el pelo y por lo tanto, no puedas domarla.

Otro punto a tener en cuenta es el acabado. Los peines fabricados mediante moldes son propensos a tener bordes y dientes con marcas que se van enganchando al pelo, dando tirones, partiéndolo o incluso arrancándolo. Ésto hará que vaya mermando el volumen de tu barba.

 La manera idónea para peinar tu barba es, poco a poco para evitar tirones y desenredando nudos según los vayas encontrando. De arriba hacia abajo y de laterales al centro. Estos últimos pasos te ayudarán a domarla y educarla para que crezca en la dirección correcta.

 

Y como siempre digo después de las recomendaciones barbudas, en caso de duda acude a tu barbero o manda tus preguntas a través apartado de "contacto" del menú principal de la página. Será un placer ayudarte.