Limpiabotas VIP

Con el tiempo los zapatos cambian y se van deteriorando, pero con los cuidados adecuados podemos alargar su vida y mantener el brillo del primer día.

Don Ward lleva 20 años dejando los zapatos más limpios de Nueva York, desde la esquina de la Sexta Avenida con la calle 47. Él es el responsable de los zapatos de Rod Stewart o Denzel Washintong. A ellos les dedica un producto anaranjado cuyos ingredientes se niega a desvelar. Para el resto, tiene varios consejos:

El no dejar nunca un zapato vacío, no debería hacerse solo en las zapaterías. Cuando no tengan un pie dentro, hay que ponerles su horma siempre.

 

Otro error común, es no cepillarlos lo suficiente. Un zapato es como un caballo, hay que acariciarlos mínimo, una vez a la semana, si no lo acaricias no te llevará a ninguna parte.

Luego hay que pasarle un trapo húmedo, aunque lo mejor es la saliva humana. De ahí el característico escupitajo de los limpiabotas para rematar.

Y para terminar, una frase: "Si no llevas los zapatos decentes no puedes hacer nada bien"